El porqué de seguir

04 de abril de 2013
foto
 
 
Un testimonio como éste le dan todo el sentido y razón de ser a un proyecto

Transcribo del quechua el testimonio de una madre que perdió a sus dos hijos en el cuartel de Cabitos. Aunque sólo sea por esta octogenaria señora y por denunciar la desaparición de sus hijos, tengo claro que he de seguir.

“Ahora ya no tengo a mis hijos. Tampoco tengo fuerzas. Estoy enferma. Por eso quisiera ir a Huamanga. Pero no puedo. Así, sola estoy. Porque a mis hijos los han hecho desaparecer. Los militares rateros los han hecho desaparecer. Se han llevado a mis hijos al cuartel y los han castigado. También los llevaron a la PIP (Policía de investigación) y también los castigaron. Yo me volví a encontrar con ellos cuando estaban en el cuartel, pero ya no pude hacerlos regresar.

Ellos se los llevaron a todos. Por eso yo digo, ahora que estoy enferma, ellos deberían estar conmigo. Deberían estar aquí para hacerme curar. Me pregunto: ¿Cómo voy a estar? ¿Quién me cuidará? ¿Quién me atenderá hasta morir? Porque yo no puedo hacer nada. Estoy sola. No tengo a nadie.

Llorando a mis hijos he envejecido. Maldigo a los militares. Ojalá no hubieran desaparecido a mis hijos, así yo podría educar a sus hijos, a sus esposas, para que me ayudaran a mí también y para que me cuidaran. ¿Qué va a ser de mi ahora?”

título video
título fotografías
foto
 
 
título productores
ahoraonunca av2media malamente
título validadores
xhtml válido css válido