Festival de aguilas

08 de octubre de 2008
foto
 
 
A nuestra llegada el sabado por la manana, la plaza central de Olgyi estaba ya invadida por una veintena de jinetes ataviados con sus trajes y gorros tradicionales y con sus aguilas posados en sus brazos y una horda de turistas a su alrededor acribillandolos a fotos.

Por un momento he temido que el festival unicamente se celebrase para turistas y que no fuese mas que un anzuelo para hacer negocio a su costa, pero poco a poco mas y mas gente local ha ido llegando hasta que la plaza se ha abarrotado. El resto de cazadores ha ido llegando progresivamente hasta llegar a formar una hueste de unos noventa jinetes, que al son de la musica y tras las palabras de bienvenida del alcalde, han dado vueltas a gran velocidad por la plaza y a punto han estado de llevarse a mas de uno por delante. De la plaza nos hemos dirigido a unos diez kilometros de la ciudad, a las afueras del pueblo vecino de Burat, a un valle entre montanas, desde las que los aguilas podian coger altura y lanzarse en vuelo en picado.

Durante los dos dias que ha durado el festival se han desarrollado distintas pruebas, cada cual mas trepidante que la anterior: carreras de caballos; shahiru o senuelo, en la que los aguilas se lanzaban desde lo alto de una de las montanas y debian posarse en el brazo de sus duenos atraidos por un trozo de carne como reclamo; shirga, en la que el aguila debia apresar un conejo muerto arrastrado por el caballo; kopkar, juego caracteristico de los pueblos de Asia central en el que los competidores se disputan violentamente a caballo la piel de una oveja; pruebas de destreza de jinetes, en las que debian arquear todo el cuerpo para poder recoger de la tierra una fila de panuelos...Pero quizas el momento mas esperado por los asistentes (y sin duda mas cruel) ha sido cuando han soltado un pequeno lobo que rapidamente ha sido presa de los aguilas que sobrevolaban el cielo.

Hemos aprovechado para entrevistarnos con varios cazadores y asi aprender mas acerca del adiestramiento y caza con aguilas. En una de estas entrevistas conocimos a Bazarbai, quien a pesar de sus tan solo catorce anos ha participado ya en el festival en cuatro ocasiones. Nos contaria que viene del pueblo de Sagsay y que su padre le empezo a ensenar a cazar desde una tempranisima edad. Nos contaria igualmente que encontro a su aguila, Tirnk, en su nido hace dos anos y que desde entonces la entrena cazando conejos y zorros en los meses de invierno, la mejor epoca para la caza en esta region.

Los dias han sido de lo mas emocionante y no han estado exentos de tension. Pese a que la direccion del festival avisara a los asitentes que debian quitarse cualquier prenda de color rojo, so pena de atraer la atencion de los aguilas, los accidentes no se pudieron evitar. En un momento dado, uno de los aguilas que acababa de descender de la montana desvio su trayectoria y en lugar de dirigirse hacia el brazo de su dueno (cosa por otra parte frecuente: muchos de ellos planeaban a placer por el cielo saboreando su momento de libertad hasta que finalmente decidian bajar) se lanzo vertiginosamente sobre una nina que corria con un jersey naranja. Y mas tarde, cuando la gente corria hacia el lobo que acababa de ser derribado, otro aguila, que seguia planeando en el cielo, cayo como un rayo sobre la cabeza de una chica pelirroja que corria delante mia mientras filmaba…

Pese al ambiente de cordialidad y risas que ha reinado entre participantes y publico a lo largo de estos dos dias, el certamen tambien acabo en tension. A la entrega del premio (una estatuilla dorada de un aguila) muchos de los participantes se agolparon con sus caballos ante la mesa del jurado, forzando su huida. Alegaban que el ganador no era el justo vencedor y la policia tuvo que intervenir en el alboroto para separar a los enfurecidos jinetes. Estabamos filmando como un policia se llevaba arrestado a un cazador con la cara ensangrentada cuando se ha vuelto hacia mi, me ha agarrado fuerte por el brazo y ha empezado a gritarme que borrara lo que acababamos de filmar.

El tongo parece mas que evidente: tres de los cinco jueces pertenecian a la compania de turismo que organizaba el festival y segun se rumorea son conocidos del ganador. Igualmente, hemos podido confirmar nuestras sospechas de que los cazadores, algunos de ellos venidos desde muy lejos, no han recibido nada del precio de la entrada al festival, cuando los organizadores nos habian asegurado que si que lo harian. Por otro lado, inicialmente estaba previsto que soltaran al lobo el domingo, ultimo dia del festival, y no el sabado. Que ocurrio? Los fotografos de National Geographic solo estaban aqui el sabado... No por asistir a un festival ancestral en esta remota region del planeta se libra uno de enfentrarse a chanchullos y practicas corruptas.

Con todo, muchos de los participantes nos han asegurado que volveran a participar en el festival el ano que viene. Entre ellos el joven Bazarbai, quien no ha podido ganar esta vez con su aguila Tirnk, pero que seguira entrenando con el invierno tras invierno para convertirse algun dia en un experto cazador.

título video
título fotografías
foto
 
 
título productores
ahoraonunca av2media malamente
título validadores
xhtml válido css válido