La tierra de los kazajos

05 de septiembre de 2008
foto
 
 
Nuestras primeras impresiones sobre esta fantástica región perdida en el espacio y en el tiempo.

A trancas y barrancas llegamos a Bayan Olgyi. Una región muy diferente a lo que estamos acostumbrados y donde la sonrisa es la primera expresión al entrar en contacto con estas comunidades.

Las temperaturas en esta región son frías y secas llegando a alcanzar los -30 grados. Primavera es la estación más difícil debido a su frío y viento. Un viento que corta. En verano las temperaturas alcanzan 40 grados.

En la parte oeste de Mongolia existen diferentes minorías étnicas. Se encuentran divididas en 3 grandes grupos. El primero consiste en grupos formados por los Oirat dominados por los Xovd y Uvs. El segundo Kalka-Mongol que viven en la parte de Hovd. El tercer grupo es una mezcla entre turcos y mongoles. En la parte de Bayan Olgyi la religión predominante es la musulmana.

Se conoce más bien poco sobre los Kazajos en esta región. Los Kazajos son la minoría mayoritaria en esta región. Representan el 40% de los kazajos en toda Mongolia.

Tras varios meses de viaje por la estepa mongola y aprendiendo un poco de Mongol, tuvimos nuestros primero contacto en la lengua kazaja. Algunos de ellos tan solo hablan kazajo lo cual hace realmente imposible una comunicación fluida dejando el lenguaje de signos nuestra principal arma.

El paisaje es realmente diferente a lo que estábamos acostumbrados. Montanas y montanas. Hemos aprendiendo una palabra muy bien: davaa. Significa Puerto de Montana. Esto es: pedalea, empuja, pedalea más, y empuja un poco más. Son pasos con una inclinación muy fuerte.

En esta vida todo tiene su recompensa. La nuestra es acampar en la cima apreciando las vistas y cocinando nuestro plato estrella: spaghetti con nata.

En la parte mas Oeste de Bayan Olgyi, donde pasamos cerca de una semana conviviendo con las comunidades kazajas, me sorprende la mirada transparente y curiosa de la gente. Orgullosos de su cultura no dudan en enseñarnos diferentes arte culinarias. Un encuentro cultural basado en el aprendizaje mutuo de dos culturas básicamente diferentes. El contacto físico entren kazajos es mayor que en otras partes de Mongolia. Para los niños, el jardín de infancia es la madre naturaleza donde corretean, montan a caballo y juegan entre ellos. Algo muy diferente en las grandes ciudades.

título video
título fotografías
foto
 
 
título productores
ahoraonunca av2media malamente
título validadores
xhtml válido css válido