En la ciudad del héroe rojo

29 de junio de 2008
foto
 
 
Primeras impresiones desde la Ciudad del Héroe Rojo

¿Acaso dije que Moscú fuese una ciudad gris? Ulan Bator, la ciudad del Héroe Rojo, es seguramente la ciudad mas gris y destartalada donde jamás haya puesto mis pies hasta ahora.

Ya desde el tren, la madrugada de nuestra llegada, pudimos avistar como la ciudad se erige, despiadada y fantasmagórica con sus gigantescas centrales térmicas en medio de la inmensidad de la estepa. Durante largo rato, el tren atraviesa los suburbios grises e industriales de la capital, donde una gran parte de la población vive en gers, las tradicionales tiendas mongoles y en muchos casos sin agua corriente ni electricidad. Las abundantes lluvias de los últimos días han dejado la ciudad anegada en algunas zonas y sus aceras agujereadas o sin asfaltar están sumidas en el fango, lo que aumenta su aspecto gris. Choca constatar como incluso su centro, que orbita entorno a la inmensa plaza de Sukhbaatar, no logra escapar a este grisor.

Afortunadamente, un haz de luz se ha filtrado hoy en nuestra visión de la ciudad al visitar el Monasterio de Gandan. Este es el único monasterio de la ciudad que permaneció indemne ante la fiebre destructiva soviética, que veía en el Budismo a un poderoso enemigo. En la década de los treinta, el régimen comunista mongol, títere de Stalin, acabó con un millar de monasterios a lo largo de todo el país y con la vida de treinta y tantos mil lamas e intelectuales. El impresionante complejo alberga unos diez templos, de los que el de Janraisig es el más imponente. En él se halla la colosal estatua de más de veinticinco metros que da nombre al templo, y que representa al Buda de la compasión. La estatua actual fue terminada a finales de los noventa después de que la original fuese esquilmada por los rusos y fundida para convertirse en munición. He pasado cerca de una hora dentro del templo, filmando la gigantesca estatua, siendo testigo del fervor religioso de los visitantes y sintiéndome refugiado. Por un momento ajeno al caos y grisor del exterior.

Hoy es día de elecciones generales en Mongolia, en las que se decidirá si sigue en el poder el Partido Revolucionario del Pueblo Mongol o si entrará a gobernar el Partido Democrático. Una larga cola se agolpaba en la entrada de un instituto cercano al monasterio mientras un anciano monje bendecía a los votantes...Esperemos a ver si hay cambio o no...

título video
título fotografías
foto
 
 
título productores
ahoraonunca av2media malamente
título validadores
xhtml válido css válido