Breve paréntesis en Kazajstán

17 de septiembre de 2008
Salto en el tiempo - viaje a Kazajstán por motivos de visado

No ha habido forma de ampliar nuestro visado mongol durante más tiempo por lo que hemos debido salir del país fugazmente a Kazajstán para poder volver a entrar de nuevo.

Kazajstán es un país enorme, más moderno de lo que podíamos sospechar y poco hemos podido percibir del hecho de que sea un país musulmán. En el par de ciudades por las que hemos pasado apenas hemos visto un par de mujeres llevando velo y a casi nadie rezando, por lo que en ese sentido países como España o Francia seguramente parecerían más musulmanes a ojos de un extranjero que este país. Seguramente esta impresión cambiara en los pueblos y más en el interior.

En Almaty, antigua capital del país, hemos vuelto a poner los pies en el primer mundo: avenidas asfaltadas con líneas delimitadas, parques por doquier, autobuses, trafico ordenado, centros comerciales, supermercados, restaurantes, una serie de circunstancias de las que uno se acaba olvidando por completo estando durante meses inmerso en la inhóspita estepa y que nos hacía pensar que veníamos de otro mundo. O más aún, que veníamos de otro tiempo.

Ahora, de vuelta en Olgy, nos alegramos de haber dado de nuevo un salto atrás en el tiempo y de estar de regreso en el pasado ancestral de Mongolia. Hemos decidido permanecer más tiempo en la región kazaja, sin duda alguna el lugar donde mejor nos han tratado y sobre todo donde hemos encontrado un aspecto antropológico más interesante en el que profundizar.

título video
título fotografías
foto
 
 
título productores
ahoraonunca av2media malamente
título validadores
xhtml válido css válido